Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 63

maleza

Musgo

Hace treinta años atrás el musgo era un problema menor en canchas de golf. Este se encontraba principalmente en áreas densas, húmedas y sombrías en roughs, o bien si estaba presente en greens de golf, estaba restringido a climas oceánicos húmedos. En áreas como el Reino Unido, Irlanda y Nueva Zelanda el musgo es un problema importante en los greens. En los últimos 15 años el musgo se ha convertido en un problema común de los putting greens de las regiones temperadas del mundo. Presente en varios hábitats, su baja importancia económica no ha impulsado una investigación extensiva en este tema.

Historia y Caracterización

Los musgos son plantas primitivas que han cambiado un poco en el curso de la historia. Existen fósiles que muestran la presencia de musgos desde hace 350 millones de años atrás (Lacey, 1969). Se cree que el musgo se originó a partir de algas verdes filamentosas. Interesantemente musgos y algas a menudo comparten el mismo hábitat y algunas veces se confunden unos con otros. Sin embargo, las algas carecen de los tallos asociados al musgo y la mayoría de las algas existen como células individuales o grupos de células.

Los musgos son clasificados como Briófitos, este grupo incluye los líquenes y antoceros. Dentro de los musgos, existen aproximadamente 15 mil especies, clasificadas en tres grupos. El primer grupo es el de los musgos de granito, el cual contiene cerca de 100 especies. Estos musgos están principalmente restringidos a las regiones montañosas y árticas. El segundo grupo es el de los peat mosses (turba) que contiene cerca de 350 especies. Sphagnum es el género más importante en este grupo, ya que se ocupa en mezclas de suelos para mejorar las condiciones de almacenamiento de agua. Cada célula de turba del género Sphagnum puede contener hasta 20 veces su peso seco en agua. El tercer grupo contiene los verdaderos musgos, los cuales se encuentran en canchas de golf, y además es el grupo más grande con cerca de 14000 especies. Este grupo puede ser dividido en dos grandes grupos los musgos ondulados ( o con cresta) que se forman en arboles y rocas, y los musgos alfombra que se encuentran en los suelos de los bosques. En condiciones relativamente secas, como en los putting greens, el tipo carpeta corto compacto es el musgo que predomina (Birse, 1958).

 

La especie de musgo más común en greens de golf es el hilo plateado (Bryum argenteum). El cual es fácil de identificar por su apariencia plateada-blanquecina, también se puede encontrar en sitios abiertos, caminos, veredas y estacionamientos. Como punto de interés el musgo plateado se ocupa comercialmente en la producción de bonsais. Una segunda especie es Bryum lisae, que aparece como una masa densa de color verde oscuro a amarillo. Es una especie común que se encuentra en suelos arenosos, dado a que existen varias especies de musgo no hay duda que varias especies se presentan en áreas con céspedes.

Los musgos se diferencian de las plantas, incluyendo a los céspedes, en que son no-vasculares, es decir, carecen de xilema y floema, tienen una cutícula muy fina y no tienen “verdaderas” raíces, pero tienen estructuras denominadas “rizoides” que absorben agua y nutrientes. La falta de sistema vascular y radicular restringe el tamaño al cual pueden crecer la mayoría de los musgos. Las especies que habitan los putting greens pueden crecer en altura, solo un milímetro o dos.

Ciclo de vida

Los musgos tienen dos fases en su ciclo de vida. La fase vegetativa (verde) la cual se observa en canchas de golf se denomina gametofito. Esta fase comienza cuando germina una espora la cual emite un filamento verde (protonema) desde la cual emergen tallos y hojas (gametoforos) y se desarrollan rizoides. En la madurez la producción de un esperma y huevo da origen a un zigoto (huevo fertilizado).Luego de la germinación, el zigoto no producirá otro individuo, pero si una estructura con un filamento y la cápsula la cual contiene esporas. Esta fase desde la fertilización del huevo hasta la producción del filamento y la cápsula es denominada la fase esporofito. Las esporas que se liberan desde la cápsula darán origen a nuevos individuos. Y por lo tanto completando el ciclo.

Una diferencia entre el ciclo de vida de los musgos y las plantas vasculares es que los musgos producen esporas las cuales requieren agua libre para su fertilización, en cambio las plantas vasculares producen semillas. De modo, el musgo español (Tillandsia usneoides) no es un verdadero musgo ya que produce semillas (se relaciona con la familia de las piñas, Bromeliaceae).

Adaptación

El musgo es difícil de controlar porque crece en situaciones extremas en donde no crecen plantas vasculares (incluyendo a los céspedes).Las áreas mas comunes en donde se asocia la presencia de musgo es en ambientes con sombra y humedad. Sin embargo, algunos musgos pueden sobrevivir cuando no hay humedad. Cuando los musgos están en una situación de falta de humedad, pueden obtenerla por medio de sus rizoides de este modo tendrán la humedad necesaria para sus procesos metabólicos, pero necesitan agua libre para la reproducción sexual, lo cual ha producido que: a)algunos musgos se transformen en acuáticos, b)sean confinados a hábitats continuamente húmedos o c)hayan evolucionado con la habilidad de perder agua tan rápido como su medio ambiente la pierde, de modo de mantener sus procesos metabólicos hasta que la humedad del ambiente se re-establezca. Típicamente, la mayoría de los musgos que se encuentran en los greens sobreviven condiciones de sequedad extrema y luego que reciben humedad pueden continuar creciendo. Los musgos están asociados con un desbalance de nutrientes, estos tienden a estar presentes cuando la zona de raíces es deficitaria en potasio y magnesio. Se ha citado que la presencia de musgo se asocia con suelos de bajo pH, pero Hummel (1988) encontró que los musgos están presentes en suelos con un amplio rango de pH.

La profundidad de la zona de raíces tiene influencia en la presencia de musgo. McCoy (2007) encontró en su estudio que en zonas de raíces de arena, el único factor significativo que influencia el area cubierta con musgo es la profundidad de la zona de raíces en donde una zona con profundidad de 22.86 cm promediaba un 32% de cobertura de musgo y una de 30.48 cm promediaba un 15% de cobertura de musgo.

Control Cultural

Comenzando con la frase “los musgos pueden crecer donde otras plantas no pueden crecer”.

Trate de identificar porque el musgo está ahí en primer lugar, chequee los análisis de suelo para identificar alguna deficiencia. Los nutrientes principales para chequear deficiencias son el potasio y el magnesio. Si estos valores están bajos aplique fertilizantes en primavera y otonio. Minimice las practicas de manejo extremas tales como: fertilización, corte, riego y practicas culturales secundarias (coring,verticorte,topdressing,etc)

Sulfato de hierro II (sulfato ferroso) es una recomendación estándar para el control de musgo, en dosis de 4 y 7 onzas/1000 sq.ft./ al mes aplicados durante el otoño y la primavera, se ha observado que este compuesto le da un color oscuro al musgo y reduce en algo a la población, el color vuelve al normal luego que el tratamiento finaliza.

Controles No-tradicionales:

Existe un numero de “remedios caseros” que han sido reportados para el control de musgo con algún grado de éxito. La mayoría han sido propuestos por superintendentes de canchas pero no cuentan con el testeo necesario. Si opta por estos métodos primero haga una prueba en un area pequeña para observar efectos. Los dos mas comunes se mencionan abajo:

Jabones: detergentes como el lavavajillas Dawn Ultra aplicado en tratamientos localizados han sido reportados con algún grado de control. Las aplicaciones han sido hechas mezclando 10 onzas del detergente en 2.5 galones de agua. La mezcla se dispersa a mano en las manchas de musgo hasta la saturación, no aplique cuando Agrostis palustris este bajo estrés. Este tratamiento puede amarillar a esta especie.

 

Bicarbonato de sodio tiene algun efecto en la reduccion del musgo. Aplicado en nuestros estudios a una dosis de 6 onzas / gallon of water en una aplicacion de sectorizada (se han reportado otras dosis de 2 a 3 cucharadas por quarto de agua) que efectivamente reduce la poblacion de musgo.Es mejor aplicar en días soleados y con altas temperaturas. Se puede presentar algún efecto de quemado alrededor de areas con musgo cuando se aplica. Cuando se realiza una aplicación seca,espolvoreando el producto se ha reportado una quema aun mayor.Se debe enfatizar que este producto no esta etiquetado para el control de musgo.

Fungicidas y Herbicidas

Daconil Ultrex ® (clorothalonil) es uno de los productos más efectivos para el control de algas. Con relación al musgo algunos investigadores han observado alguna reducción de musgo con aplicaciones repetidas cada dos semanas durante la época de crecimiento. Se han obtenido resultados más efectivos cuando las aplicaciones se inician temprano en la primavera.

Quicksilver® (carfentrazone) un herbicida que es efectivo en el control de musgo,especificamente en el musgo plateado.Usualmente 2 a 3 aplicaciones secuenciales otorgaran un buen control.Las aplicaciones deben ser hechas cuando Agrostis palustris no esta bajo estrés (otonio o primavera).

PRECAUCION: en todos los casos cuando ocupe productos etiquetados para musgo siga las instrucciones de la etiqueta.En otros casos testee estrategias de control de musgo en áreas pequenias.

Literatura citada

Anonymous. 1985. And where did all this moss come from? USGA Green Section Record 23(2):30.

Birse, E. M. 1958. Ecological studies on growth-form in bryophytes. J. Ecol. 46:9-27.

Hummel, N.W. 1988. Controlling moss on golf course greens. Grounds Maintenance 23(1):82,130.

Lacey, W.S. 1969. Fossil bryophytes. Biol. Rev. 44:189-205.

Malta, N. 1921. Acta Univ. Latv. 1:125-129.

McCoy, Edward. 2007. Algae and Moss on Putting Greens: Some Observations. Buckeyeturf. http://buckeyeturf.osu.edu/index.php?option=com_content&view=article&id=236&catid=1:latest-news&Itemid=170

Miller, R.H. and J.F. Wilkinson. 1977. Nature of the organic coating on sand grains of nonwettable golf greens. Soil Sci. Soc. Am. J. 41:1203-1204.

Radko, A.M. 1985. Have we gone too far with low nitrogen on greens? USGA Green Section Record 23(2):26-28. Richardson, D.H.S. 1981. The Biology of Mosses. Blackwell Scientific Publications. Oxford. Streeter, D.T. 1970. Bryophyte ecology. Sci. Prog. Oxford 58:419-434.

PLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMIT