Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 63

Densidad aparente del suelo y su importancia en la aireación y humedad del suelo

Este artículo es parte de una serie de dos artículos que explican la relación entre la densidad aparente del suelo, la compactación del mismo y cómo medir este parámetro. La compactación del suelo es un fenómeno frecuente en suelos destinados al tráfico humano y la práctica de deportes.

 

El concepto de densidad aparente se define como el peso seco de suelo por unidad de volumen y se expresa en gramos por centímetro cúbico. La densidad aparente es un indicador de la compactación de suelo y por consecuencia de la salud del suelo. La densidad del suelo afecta la infiltración de agua, el desarrollo radicular, la disponibilidad de agua, la porosidad (macro y micro poros), la disponibilidad de nutrientes e incluso la actividad de microorganismos en el suelo. Todos los procesos mencionados son clave en el buen funcionamiento de suelos dedicados a la práctica deportiva.

 

 

 

 

En condiciones naturales el volumen de suelo se divide en 50% sólidos de los cuales el 45% corresponde a las partículas de suelo (arcilla, arena y limo) y un porcentaje de menos de 5% de materia orgánica. El 50% aprox. restante es agua y aire. Es importante considerar que cuando se calcula la densidad aparente de un suelo se debe calcular el contenido de humedad disponible para las plantas, lo cual varía según la textura del suelo arenosos tienen mayor disponibilidad de agua para la planta que suelos arcillosos, esta disponibilidad se reduce cuando existe compactación del suelo provocada por el uso y desgaste de suelos usados en prácticas deportivas. La densidad aparente de un suelo se puede manejar usando medidas que limiten la compactación y aumenten el contenido de materia orgánica del suelo, en campos deportivos se usan las siguientes medidas de manejo: aireación que puede ser con cilindros sólidos o huecos, aplicación de arena o top-dressing, aplicación de compost, vertidrain.

 

Valores altos de densidad aparente son indicadores de baja porosidad y compactación de suelo. Una densidad aparente alta en el suelo impacta la disponibilidad de agua para las plantas desde el suelo, el crecimiento de raíces y el movimiento de aire y agua a través del suelo. La compactación aumenta la densidad aparente, reduce el rendimiento de los cultivos y en el caso de campos deportivos reduce la cobertura del césped lo cual impacta la seguridad y la calidad estética de los mismos, dejándolos más susceptibles a la erosión. 

La tabla 1 muestra los valores críticos de densidad aparente para el crecimiento de raíces y la restricción del mismo, según textura de suelo.

Tabla 1. Relación entre la densidad aparente y el crecimiento de raíces en base a la textura de suelo.

 

Textura de suelo

Densidad aparente ideal para el crecimiento de raíces (gr/cm3)

Densidad aparente que afecta el crecimiento de raíces (gr/cm3)

Densidad aparente que afecta el crecimiento de raíces (gr/cm3)

Arenoso, franco arenoso

<1.6

1.69

>1.8

Franco arenoso, Franco

<1.4

1.63

>1.8

Franco arcillo arenoso, franco arcilloso

<1.4

1.60

>1.75

Limoso, franco limoso

<1.4

1.60

>1.75

Franco arcillo limoso

<1.4

1.55

>1.65

Arcillo arenoso, arcillo limoso, franco arcilloso

<1.1

1.49

>1.58

Arcilloso (>45% arcilla)

<1.1

1.39

>1.47

Fuente: USDA,2015.

Se puede observar que los valores de densidad aparente para texturas gruesas son mayores, lo cual se explica por el tamaño y peso distinto entre partículas.

La parte II de este arìtculo describe còmo tomar una muestra de suelo y calcular la densidad aparente del mismo.

PLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMIT