Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 63

Saturación de suelos: un problema de física de suelos

Aunque en climas mediterráneos no se presenta la condición de lluvia estival la cual combina condiciones de inundación del césped con altas temperaturas, si se presentan dos situaciones frecuentes:

1. Condiciones de alta e intensa pluviometría en invierno las cuales pueden venir acompañadas de subsecuentes días de alta temperatura, lo cual genera una condición de suelo saturado acompañado de temperaturas de suelo sobre el promedio en invierno (más de 10°C).

2. Riego por tendido excesivo en verano, lo cual genera una situación de inundación del césped acompañado de altas temperaturas.

Ambas situaciones resultan en algún grado de impacto de la inundación al césped. En verano una situación de inundación puede provocar la muerte del césped (Fotografía)

La combinación de condiciones anaeróbicas del suelo (falta de oxígeno) que se generan por la saturación del suelo y las altas temperaturas pueden generar la muerte de raíces en horas y de la planta en días. Para reducir el potencial de pérdida del césped lo cual es básicamente un problema de textura y estructura de suelo que se debe a la falta de drenaje o movimiento libre del agua a través del perfil de suelo. Se requiere la instalación de algún sistema de drenaje sea éste superficial ( corona o desnivel dentro de un campo deportivo por ejemplo) o subterráneo (red de drenaje subterráneo con salida al colector de aguas lluvias). Existe un factor importante en los sistemas de drenaje que pocas veces es bien analizado y puesto en práctica: la textura de suelo. Es importante considerar que una textura de suelo que garantice un alto porcentaje de macroporos va a facilitar el movimiento del agua a través del perfil de suelo hacia el sistema de drenaje instalado. Muchas veces se realizan esfuerzos económicos por instalar un sistema de drenaje complejo pero no se toman las precauciones necesarias para “hacer llegar” el exceso de agua a este sistema (como por ejemplo cuando se mantiene una textura de suelo arcillosa sobre un sistema subterráneo de drenaje, sin incorporar arena al perfil de suelo).

Es importante observar el efecto de la inundación en las superficies deportivas para implementar medidas mitigatorias a la inundación. En el caso que se observe pérdida de cubrimiento del césped por reiteradas condiciones de inundación, se debe implementar algún sistema de drenaje. Una solución más inmediata es esperar que el suelo pierda un poco de humedad y luego aerificar, para facilitar el quiebre o disrupción de cualquier capa sellante que se haya formado en el suelo producto de la inundación. Esta condición de sellado del suelo luego de una inundación es muy común en campos deportivos en Chile, que se riegan por inundación con agua de canal (superficial). Estas aguas traen muchas partículas pequeñas de suelo en suspension las cuales se depositan en la superficie del campo deportivo formando una capa de sedimentos sellando el suelo y dificultando la infiltración de agua.

PLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMIT