Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 63

Club de Golf Las Brisas de Chicureo, Chile

En la comuna de Colina en la región metropolitana de Chile se encuentra ubicado el Club de Golf Las Brisas de Chicureo (Foto1) inserto en el Condominio del mismo nombre. Sin lugar a dudas una de las canchas de golf más grandes que he visitado con un total de 36 hoyos que se dividen en dos canchas: Cancha del Valle y Cancha de la Montaña ambas dentro en un proyecto inmobiliario de aproximadamente 800 hectáreas con 140 hectáreas (aproximadas) de cancha, todo un desafío de mantención y logística para su gerente general y superintendente el señor Pablo Cornejo Robinson que con la ayuda de Manuel Hidalgo y un equipo de 43 personas mantienen este club de golf y jardines del Club House.

Foto 1. Paisaje visto desde una de las canchas del club de golf Las Brisas de Chicureo

Pablo nos cuenta que partió trabajando en este lugar desde su diseño y construcción en el año 1996. Inmobiliaria FFV desarrolló esté proyecto y encargó el diseño de esta cancha al arquitecto norteamericano Mike Asmundson, el mismo de Club de Golf Hacienda Chicureo y Club de Golf Mapocho. La empresa a cargo de ejecutar el proyecto fue la Constructora Ignacio Hurtado.

Dentro de los primeros desafíos de manejo que Pablo enfrentó fue el de reducir los costos asociados al riego de 140 hectáreas de césped, para lo cual Pablo redujo el “área verde” de sectores que rodeaban la cancha y que no requerían pasto, vendió la cubierta como sod o pasto alfombra de modo de usar esos recursos en la implementación del nuevo diseño de paisaje, que forma parte de la cancha y desde los que se puede jugar en caso de caer. En estos predominan los espacios simples y limpios, cubiertos de maicillo, gramíneas ornamentales, especies nativas y con bajo requerimiento de agua, además de la creación de ciclo vías (Foto 2) y la mantención de senderos para animales silvestres de la zona.

Foto 2. Creación de nuevos espacios luego de la disminución de la cubierta vegetal para disminuir costos asociados al riego.

El manejo de los cursos de agua ha sido una constante en el trabajo de Pablo y su equipo, especialmente durante la construcción, en la que, han debido desviar, reforzar y construir quebradas (Foto 3), manteniendo la armonía y curvas del paisaje predominante de las Brisas (Foto 4). Sin duda la mantención de un paisaje armónico para el jugador y la creación de “novedades en el paisaje”, tales como espacios con Festuca fina y bunkers de maicillo, mi favorito (Foto 5), macizos con especies nativas, ha sido un continuo en el trabajo de catorce años de Pablo en las Brisas.

Foto 3. Una de las quebradas manejadas en el club de golf Las Brisas de Chicureo.

En el año 2002 Pablo Cornejo fue premiado con el ELGA (Environmental Leaders in Golf Awards), por su trabajo en el manejo del recurso agua, desarrollo social, preservación de flora y fauna y manejo eficiente de los recursos. Este premio es entregado por la Asociación de Superintendentes de canchas de golf de los Estados Unidos y empresas asociadas al rubro.

Foto 4. Diferencias en altura son parte del paisaje en las Brisas de Chicureo

Con respecto a la composición de céspedes de las canchas, Pablo nos comenta que fairways y roughs están compuestos por una mezcla de Ballica (Lolium sp) y Festuca fina (Creeping y chewing – Festuca rubra) en proporción 80/20 y sus greenes de arquitectura USGA son Agrostis palustris variedad SR 1020.La altura de corte de los greens es de entre 0.120 a 0.135 pulgadas (0.34 a 0.30 cm). En Fairways ocupa dos rangos de corte que corresponden a dos zonas: el fairway propiamente tal, entre 0.65 a 0.75 pulgadas (1.65 a 1.9 cm) y los approaches con una altura de corte de 0.4 a 0.5 pulgadas (1.01 a 1.27 cm).


Foto 5. Una de las "novedades" en el paisaje de las Brisas de Chicureo, espacios de festuca fina y bunkers de maicillo.

Por su parte, los tees los cortan a una altura entre 0.4 a 0.5 pulgadas (1.01 a 1.27 cm). Las alturas anteriores se manejan en rangos, dependiendo de la época del año y los trabajos de mantención respectivos. La frecuencia de corte es diaria para los greens, 3 a 4 veces por semana para los fairways y 2 a 3 veces por semana en los roughs. La labor de aireación se realiza dos veces al año en greens; en fairways, en cambio, la frecuencia es focalizada de acuerdo al área: partidas 2 veces al año y approaches 1 vez al año.

Como siempre en mis visitas destaco lo que más me llama la atención del club de golf, en este caso fue el orden y la innovación en el diseño del paisaje, ocupando especies nativas e introducidas y el manejo de los cursos de agua respetando la fisonomía del paisaje. Finalmente y como es de costumbre en cada artículo sobre un club, una foto a la marcación de los tees de salida, que en este caso corresponden a piedras talladas (Foto 6).Quiero agradecer al señor Pablo Cornejo por su tiempo y a la directiva de la Asociación de Superintendentes de Canchas de Golf de Chile por sus contactos y su continuo soporte a la publicación de artículos referentes a canchas de golf en Chile.

Foto 6. Los marcadores de tees de salida son de piedra tallada en las Brisas de Chicureo.

PLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMIT