Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 63

Practicas de riego en suelos salinos

Mantener un césped en un suelo salino es uno de los problemas más complicados que un superintendente de cancha de golf o un administrador de una cancha deportiva puede afrontar. Los suelos afectados por sales son un creciente problema, debido a varios factores, incluyendo el aumento del uso de fuentes de agua de irrigación que contienen sal, agua salada que infiltra hacia las canchas de golf desde zonas costeras aledañas, limitación del uso de agua y calidad de agua usada en zonas áridas.

 Fotografia 1: Agua de riego que proviene de plantas de tratamientos de aguas residuales , tienen un alto contenido de sales.

La percolación de agua a través del perfil de agua es una práctica de manejo que se ocupa para evitar la acumulación de sal en el suelo. Existen dos métodos de percolación de agua, el primero se denomina flujo en el cual el agua es aplicada en suficiente cantidad como para lavar las sales hacia abajo del perfil de suelo. La cantidad de agua aplicada al suelo depende de la cantidad de sales acumuladas y el tipo de suelo

Sin embargo como regla general se necesitan 15 cm de agua que percolen a través de la zona de raíces o perfil de suelo, para disminuir la conductividad eléctrica en un 50%. Esto es equivalente a 1.63 millones de litros de agua por hectárea. El volumen de agua requerido se puede reducir si el lavado se hace frecuentemente con cantidades reducidas de agua o si se requiere bajar lentamente la conductividad eléctrica del suelo.

El Segundo método utilizado para reducir la cantidad de sales en el suelo es conocido como el requerimiento de percolación de agua, el cual se define como el mínimo volumen de agua necesario para mantener la concentración de sal dentro del nivel de tolerancia de la especie de césped. Al contrario del primer método, el cual es hecho infrecuentemente, este método es hecho cada vez que se riega. Este método requiere del conocimiento del nivel de tolerancia a la sal de las especies de céspedes existentes.

Fotografia 2: Alta acumulación de sales en la zona de raíces puede causar daño y declinación de la calidad del césped.

 Por ejemplo, si se usa pasto Bermuda en una cancha deportiva y si el agua de riego tiene una conductividad eléctrica de 3.0 dS m-1 y dado a que el pasto bermuda tiene una tolerancia a la sal de 8 dS m-1,el requerimiento de percolación es de 3.0/8.0 x 100 lo que es igual a un 38%.  Esto significa que cuando usted riegue necesita adicionar 38% más del volumen de agua que tradicionalmente usa para este propósito. Entonces si su tiempo de riego habitual era de 15minutos, considerando el requerimiento de percolación usted debe aumentar el tiempo de riego en 5.7 minutos.

PLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMIT