Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 63

campos de deportes

Una de las primeras cosas que aprendí del golf fue que nació como una actividad recreativa que se realizaba cerca de la costa de la antigua Gran Bretaña en donde la geografía del lugar estaba formada por dunas, grandes acumulaciones de arena. Posteriormente, los arquitectos de canchas de golf incorporaron en el diseño de éstas el uso de sectores sin césped cubiertos de arena, considerados como “trampas” para los jugadores de golf y sectores de alta mantención para los superintendentes de canchas de golf. La primera parte de este artículo explica consideraciones de diseño de bunkers y su relación con la mantención de los mismos.

Foto 1. Bunker ubicado en un club de golf en Beijing, China (2913)

Existen bunkers en todas las formas y tamaños , sin duda que el arquitecto de canchas de golf es la persona que tiene mayor influencia en el tipo de bunker es importante considerar que el profesional debe diseñar para mantener, o sea no sólo considerando al jugador de golf sino que también el costo de mantención del mismo.

Bunkers planos no tienen caras de su superficie expuestas, de esta forma no hay desplazamiento de arena cuando llueve. Además este tipo de bunkers otorgan una superficie de juego más consistente. Al contrario los bunkers de caras expuestas o de pendientes pronunciadas otorgan una apariencia estructural más atractiva, sin embargo tienen mayor probabilidad de desplazamiento de partículas de arena hacia sectores bajos del bunker cuando llueve. Este hecho aumenta el costo de mantención de los bunkers ya que se requiere de mano de obra y un equipo especial para re-distribuir arena, además aumenta la probabilidad de generar las denominadas pelotas “tipo huevo frito”. El otro factor importante en este tipo de bunkers es que la migración constante de arena desde sectores altos a bajos puede arrastrar partículas finas de suelo (arcilla y limo) las cuales contaminan el color de los mismos. Esto es más dramático cuando la arena de éstos es blanca y lo que es más grave afecta la capacidad de drenaje del perfil de suelo en el cual fue construido el bunker. Al hacer una comparación un bunker de caras expuestas presenta mayor frecuencia de renovación que uno plano.

Un tipo especial de bunker, de caras expuestas, es el llamado bunker de ribetes, la arquitectura de este bunker es compleja de mantención y de juego ya que requiere del relleno de césped al menos en su cara de mayor altura o más expuesta. Lo anterior hace complicado el manejo del corte y mantención del césped establecido en la cara expuesta, sin embargo la apariencia de éste es muy atractiva.

Con respecto a la relación del diseño del bunker con la mantención, existe un artículo llamado “Diseñar para Mantener”, del arquitecto de canchas de golf Jeff Brauer, el cual otorga una serie de puntos importantes de considerar cuando se está en el proceso de diseño y revisión del mismo:

  • Evite el uso de geotextiles suaves como capas divisorias entre la arena y el suelo nativo del lugar, ya que estas capas son fácilmente desplazadas por rastrillos mecánicos de arena.
  • Considere varios puntos de acceso de maquinaria al bunker.
  • Considere el radio de giro del rastrillo eléctrico como punto de referencia para el área del bunker, con ello se evitará el uso de rastrillo manual.
  • Prefiera el diseño de bunkers lo más plano posible con un límite de pendiente de 25%.
  • Evite que  se produzca drenaje superficial de agua “hacia” los bunkers.
  • El sistema de drenaje interno de los bunkers debe ser de “espina de pescado”.
  • Diseñe los bordes de césped del bunker de forma tal que su ancho, pendiente y radio se acomode a las características de funcionamiento de la máquina cortadora de césped a utilizar de modo de evitar el corte manual de estas zonas. 

 

PLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMITPLG_ITPSOCIALBUTTONS_SUBMIT